Suspiro a La Limeña

Receta de Suspiro a la Limeña

Receta de Comidas PeruanasPlato: LunchCocina: PeruvianDificultad: Medium
Servings

4

servings
Prep time

30

minutos
Cooking time

10

minutos
Calories

407

kcal

¿Estás cansado de cocinar siempre lo mismo? ¿Quieres matar ese antojo de dulce con algo delicioso? Si es así, esta receta de Suspiro a Limeña es para ti.

Sal de la dieta por un día y aprende como hacer suspiro a la limeña fácil y rápido con pocos ingredientes para que consientas tu paladar.

Ingredientes de la receta de suspiro a la limeña

  • 1 lata de leche evaporada.

  • 1 lata de leche condensada.

  • 3 huevos.

  • 1 taza de azúcar.

  • ¼ de vino tinto u oporto.

  • Agua cantidad necesaria.

  • Canela en polvo al gusto.

Preparación: ¿Cómo hacer suspiro a la limeña peruana?

  • En una olla a fuego medio pon a mezclar la leche condensada con la leche evaporada.
  • No dejes de mover nuestra mezcla hasta que esta esté en su punto. Sabrás que está lista la mezcla cuando veas el fondo de la olla al pasar la cuchara.
  • Una vez que esté en su punto la mezcla retírala del fuego para reservar.
  • Ahora, procede a separar las yemas de las claras y bate las yemas con ayuda de un batidor.
  • Cuando estén bien batidas las yemas empieza a verter poco a poco la mezcla que preparamos en la olla para evitar que las yemas se cocinen.
  • No olvides de mezclar todo muy bien y rápidamente para evitar que te queden trozos de yemas cocidas en la mezcla.
  • Mueve constantemente hasta que la preparación esté muy cremosa que quede con la consistencia de un manjar. Cuando llegue a este punto reserva.
  • En otra olla, es momento de combinar el azúcar, el vino y el agua. Espera a que el líquido hierva y déjalo así por unos 5 minutos.

¿Con qué acompañar este suspiro a la limeña?

  • Este suspiro a la limeña puedes comerlo solo, o acompañado, como lo prefieras. Si eres muy amante de los postres te recomendamos agregar un chorrito de miel por encima, aunque también puedes reemplazar la canela por ralladura de limón, o frutas confitadas.
  • Una vez servido el postre tienes 2 opciones: puedes consumir inmediatamente o refrigerar. Si refrigeras dejarás que los sabores se acentúen y por lo tanto, el postre será aún más delicioso. Si quieres preparar una versión más saludable, puedes cambiar el azúcar por azúcar moreno.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación, mostrar anuncios o contenido personalizados y analizar nuestro tráfico. Más info